Bienvenido a Francia

Antes de comenzar el viaje a este país excepcional, necesita saber algunas características generales:

Superficie
Con sus 550 000 kilómetros cuadrados, es el país más extenso de Europa Occidental (ocupa casi una quinta parte de la superficie de la Unión Europea), y colinda:

  • Al Noroeste con el mar del Norte y el canal de Mancha
  • Al oeste con el océano Atlántico
  • Al sur con el Mediterráneo

Y linda:

  • Al noreste con las fronteras con Bélgica, Luxemburgo y Alemania
  • Al este con Suiza
  • Al sureste con Italia y Mónaco
  • Al suroeste por España y Andorra

Paisaje
El país presenta una gran diversidad de paisajes:

  • Planicies: 2/3 de la superficie total;
  • Mazizos montañosos: los Alpes (donde está la cima del Mont-Blanc, la mas alta de toda Europa occidental -4 807 metros-), los Pirineos, el Jura, los Ardénes, El Masivo central y los Borges;
  • Costas: abierta a cuatro espacios marítimos (el mar del Norte, la Mancha, el océano Atlántico y el mar Mediterráneo), Francia dispone de 5 500 kms de costa.

Popblación
Francia cuenta con 62,2 millones de habitantes.

Organización administrativa
Francia está dividida en 22 regiones, 96 departamentos metropolitanos, 4 departamentos de otro mar (DOM): Guadalupe, Martiníca, Guyana, y La Reunión; 5 territorios de otro mar: la Polinesia francesa, Wallis y Futuna, Mayote, Saint-Pierre y Miquelón, así como las tierras australes y antárticas francesas.

Religión
La Repùblica francesa es un Estado laico donde todas existen diversas religiones representadas.

CULTURA
La cultura francesa (arquitectura, lingüística, literatura, cinematografía, teatro…) son herencia de una aristocracia de élite y de la burguesía, sobre todo parisina, pero además de unas tradiciones regionales muy diversas.

A esta herencia se mezcla una creación contemporánea vivaz, representada en los barrios de las ciudades.

Francia además ha atraído artistas internacionales: los pintores Dalí, Picasso y Van Gogh, los escritores Julio Cortázar, Henry Miller y Beckett, o inclusive creadores de moda como Kenzo.
Francia se encarga de preservar y enriquecer su cultura, valorizarla y mostrarla al público ya sea dentro o fuera de sus fronteras. Cada año, el tercer fin de semana de septiembre, durante la Jornada del Patrimonio, centenares de monumentos históricos prestigiosos son excepcionalmente abiertos al público en general. Pero Francia no solamente mira con melancolía su pasado, sino que en el trascurso de los años, ha realizado proyectos arquitectónicos de enorme importancia que han sido llevados a buen puerto como la Torre Eiffel; el Gran museo Louvre o el Gran Arco del Triunfo.

La producción cinematográfica francesa es la más importante de Europa desde el punto de vista cuantitativo: en efecto las películas francesas son para aquellos que consideran que en Europa se pueden exportar mejor al extranjero.

No olvidamos la música: la Fiesta de la música, creada en 1982, se ha vuelto una institución que marca, cada 21 de junio, el principio del verano: todos los músicos amateurs pueden improvisar conciertos en lugares públicos y en los cafés; algunos profesionales actúan gratuitamente para la ocasión.

Esta idea ahora ha sido retomada en más de 100 países de los 5 continentes.
En lo que concierne a la literatura, también nos llena de jùbilo con su Salón del Libro en Mayo o, aún mejor, con todas las manifestaciones gratuitas organizadas en octubre durante las jornadas de libros en fiesta.

ECONOMIA
Por su producto interior bruto (PIB),  Francia es la cuarta potencia económica mundial.

Sus atributos son diversos: transportes, telecomunicaciones, industrias agro-alimentarias, productos farmacéuticos, además de un importante sector bancario, de seguros, de turismo, sin olvidar los productos tradicionales de lujo (cuero, trajes, perfumes, alcoholes…).

Francia es la cuarta potencia del mundo exportadora de bienes (principalmente bienes de equipo) y la segunda en lo que concierne a los servicios y a la agricultura (notablemente cereales y agroalimentación).

Sus sectores económicos mas importantes son:

Agricultura
Francia se beneficia de tierras agrícolas ricas y diversificadas, cosa que los franceses han sabido aprovechar para rivalizar con su inventiva y el talento en materia de cocina.

A pesar de una globalización creciente de gustos y hábitos alimentarios, los franceses disfrutan con fervor de la calidad de sus comidas, y los grandes chef continúan con la tradición de la creatividad y el refinamiento en el seno de las escuelas de cocina frecuentadas por aprendices cocineros del mundo entero.

Francia está llena de productos regionales de calidad: los más famosos son sus vinos (Bordeaux, Bourgoña, Champaña…) y sus quesos.

También se dice que en Francia se podría comer cada día un queso diferente, pero, de hecho, ¡existen muchos más!

Moda
Tanto si se trata de alta costura como de ropa casual, la moda es un dominio predilecto para los creadores franceses.

Más de 20 casas tienen establecida su marca de “alta costura” en Francia, con grandes nombres como Chanel, Dior, Yves Saint-Laurent,…

Muchos funcionarios franceses se benefician de la técnica de la constura: carteros, aeromozos de Europa, agentes de la RATP, guardias de museos nacionales… todos portan uniformes diseñados por grandes costureros.

Lujo y perfumes
Desde el siglo XVIII, Francia esta forjada por una sólida reputación en el dominio de los accesorios de lujo, notablemente en la elaboración de perfumes (Chanel, Guerlain, Lancôme).

El reconocido ” N°5 ” de Chanel representa solo un 5% del mercado mundial de perfumes.

Tecnologías y telecomunicación
Desde 1983, Francia Telecom ha puesto a disposición en las residencias francesas una terminal de informática rudimentaria ligada a un teléfono, el Minitel. Francia además ha sido una de las primeras consumidoras de servicios en línea mucho antes de la llegada de Internet.

El TGV (tren  de alta velocidad), el tren más rápido del mundo, ha contribuído a modificar la percepción de las distancias: desde ahora bastan tres horas para que un parisino recorra los 800 kilómetros que le separan del Mediterráneo.

Turismo
Con 75,1 millones de turistas extranjeros en el 2004,  Francia es el país más visitado del mundo.

ESTUDIAR EN FRANCIA
Si desea efectuar una estancia de más de 3 meses, debe cumplir ciertas formalidades:

  • Para las estancias de 3 meses, un visado de turista es suficiente (o simplemente el carnet de identidad pora los residentes de la Unión Europea)
  • Mas allá de 3 meses, siendo europeos o no, es indispensable obtener una carta de estancia con la mención de “Estudiante”.
    A saber: los extranjeros fuera de la Unión europea con una visa de turista no podrán regularizar su situación si ya se encuentran en Francia.

El visado
Existen diferentes tipos de visados de estudiante:

  1. Los visados de corta estancia por estudios: estos visados permiten a su portador  venir a estudiar a Francia por una estancia que no supere los tres meses. Los estudiantes que deseen seguir un aprendizaje lingüístico o cualquier otra formación de corta duración podrán solicitar este tipo de visado para la estancia en el territorio y no es renovable.
  2. El visado de larga duración para los estudios se puede dividir todavía en: El visado de larga duración temporal por estudios.
    Este visado permite a su portador seguir una escolaridad de 3 a 6 meses en una institución de enseñanza superior pública o privada. No es renovable y le permite al estudiante habitar en Francia durante sus estudios. El portador no puede quedarse más de 6 meses en el territorio nacional.

    El visado de larga estancia por estudios
    Este visado se otorga a los estudiantes extranjeros que deseen seguir su escolaridad en una institución de enseñanza superior pública o privada durante más de 6 meses. Le permite a su portador solicitar en los dos meses  posteriores a su llegada a Francia el título de estancia de un año renovable en la prefactura de su lugar de domicilio.

La obtención de el visado de larga estancia no concierne a los residentes de la Union Europea, de Suiza, de Mónaco, de San Siego, ni de San Martín.
Todos los demás extranjeros deben obtener su visado de larga estancia antes de su partida a Francia ante un cónsul francés.
Este visado le permitirá, una vez en Francia adquirir, la tarjeta de estancia.
Antes de realizar su solicitud, asegúrese de haber averigüado todas las preguntas en lo concerniente a la organización de lo necesario para su estancia en Francia: inscripciones, financiación de la estancia, residencia…

La tarjeta de estancia
Todo estudiante extranjero que viene a Francia pora una estancia superior a tres meses, aún siendo europeo, debe solicitar una tarjeta con la mención de “Estudiante”.
Para tener derecho a esta tarjeta, uno ha de inscribirse en una institución que le otorgue el estatuto de estudiante y seguir un mínimo de 20 horas de curso por semana.
No existe una lista oficial de institutos que den acceso al título de “Estudiante”. Cada prefactura es la que decide si está de acuerdo en cada caso en particular.

Como norma general, se qcetan todos los cursos impartidos por las universidades, la Alianza francesa, o las cámaras de comercio, pero es mejor precisarlo a la Prefactura.